Cómo eliminar a las personas tóxicas de tu vida

Muchas veces aceptamos todo lo que nos rodea por que nos sentimos obligados a hacerlo. Se acabó. Es necesario establecer unos límites por tu propio bien. Las personas tóxicas que nos rodean no siempre han de ser personas que conocemos desde hace poco o que están fuera de nuestro círculo más cercano. Por eso es necesario pararse a pensar quiénes son aquellas personas que suman y no restan. Hoy te ayudaremos a identificar a estas personas tóxicas para que las elimines de tu vida lo antes posible.

La gente tóxica se podría explicar como esos vampiros emocionales que pueden hacer mucho mal a nuestras relaciones diarias. Saber ceder es importante para sobrellevar las relaciones, pero ser siempre quien cede no es positivo. Lo que debería ser una relación gratificante, de disfrute, puede convertirse en una obligación y estar con alguien porque sí ¿qué sentido tiene?

Piensa en ti y en los límites que vas a establecer. Nadie tiene que aprobar nada de lo que hagas, por lo tanto si no te apetece hacer algo y tienes que decir que NO, dices que NO. Cuantas más explicaciones des, más acostumbraras a los demás a pedirlas.

Y es que a veces nos empeñamos en ver el lado bueno de todo el mundo y tropezamos siempre con los mismos errores, las mismas historias, las mismas personas, si no cambiamos nuestra idea sobre la gente, estos vampiros se sentirán cada vez más atraídos por tus emociones.

¿Cómo detectar a la Gente Tóxica?

No es tan fácil como piensas, están por todas partes, y se ocultan bien tras personalidades dulces, engañosas, positivas, pero buscan un fin. Ese fin es captar a gente para revolotear a tu alrededor y confundirte con sus falsas creencias. Son personas que malgastan su tiempo en desear algo y esperan que ese algo llegue mágicamente a sus vidas.

Muchas veces te harán sentir pena, compasión, por ellos. Pero es una trampa para que entren en tu “casa”, como dice Bernardo Stamateas en su libro Gente Tóxica:

“Muchas veces permitimos entrar en nuestro círculo más íntimo a los chismosos, a los envidiosos, a gente autoritaria, a los psicópatas, a los orgullosos, a los mediocres, en fin, a gente tóxica, a personas equivocadas que permanentemente evalúan lo que decimos y lo que hacemos, o lo que no decimos y no hacemos”

Personalidades tóxicas

  1. Autoritario: Una persona autoritaria llega a humillar, amenazar y goza imponiendo su voluntad. Juega con la necesidad que tienen las personas por conservar un puesto de trabajo.
  2. Envidioso: Una persona envidiosa tratará siempre de buscar aliados. Esto le garantizará envenenar a otros con sus palabras y sus malos pensamientos. Este tipo de persona no es feliz. Siempre desean aquello que los demás tienen o consiguen e intentarán boicotearlo.
  3. Manipulador: El manipulador es una de las personalidades tóxicas más difíciles de reconocer. Puede pasar desapercibida durante mucho tiempo sin ser descubierta. Se muestran amables y complacientes. Tienen una gran capacidad para empatizar lo que les viene bien, pero cuando las conoces mejor hay ciertas cosas que tienes que evitar hacia ellas. Los manipuladores juegan sucio y suelen mentir. Si tú tienes un problema el de ellos será peor. Por último, tienen el don de contaminar el entorno. Si están tristes el ambiente se volverá triste.
  4. Pesimista: Es necesario alejarse de este tipo de personas. Por mucho que intentes hacerles ver que no todo es tan malo como parece, te llevarán la contraria y lograrán alimentarse de tu positivismo para sentirse bien. La consecuencia es que tú no te sentirás tan bien. Estos son los verdaderos vampiros emocionales.
  5. Descalificador: Este sujeto disfruta menospreciando, manipulando y desestabilizando emocionalmente a los demás. Esto provoca que la otra persona se muestre inseguro y dependa de sus opiniones. Se mostrará como un gran amigo, pero utilizará todo lo que le cuentes para, en el momento adecuado, desvalorizarte ante los demás. De esta manera, finge mostrarse interesado en lo que le cuentan.