¿Cómo perder el miedo a fracasar en el amor?

Ante la posibilidad de empezar una nueva relación sentimental o simplemente estar abierto a conocer a nuevas personas debes de tener algo claro: No debes de pensar en que serás rechazado,  debes concentrarte en estar relajado y seguro de ti mismo. La confianza que tengas te hará ver las cosas de otra manera y superar ese barrera que tu mismo te pones. Muéstrate tal y como eres y te querrán así.

Causas del miedo al rechazo

“El deseo de sentirse unido a los otros se manifiesta en los tipos de conducta más bajos, o sea, en actos de sadismo y destrucción, y también en los más elevados: la solidaridad basada en un ideal o en una convicción. También es la causa principal de la necesidad de adaptarse; los seres humanos sienten más miedo a quedar marginados que a la propia muerte” Erich Fromm

De ahí que nuestros miedos sean desproporcionados para las amenazas actuales: es funcional que se nos haga un nudo en el estómago ante la amenaza de un oso pardo, pero no lo es ante el deseo de acercarte a una personas desconocida.

Nuestro desarrollo como personas individuales es muy reciente en relación con nuestra historia evolutiva. Somos y fuimos animales sociales, y tanto las explicaciones genéticas como sociales relatan que ser rechazado por tu tribu suponía una inseguridad que podía llevar a la muerte.

Es decir, sentirnos aceptados por el grupo nos proporciona una calidez que se traduce en mayor sensación de seguridad y autoestima. Cuando sucede lo contrario, el rechazo tendemos a sentirnos mal, con poca autoestima y dejamos de confiar en nosotros mismos.

Recuerda que no tienes que mendigar amor a quien no tiene tiempo para ti, a quien sólo piensa en sí mismo. No lo hagas nunca. No te merece quien te hace sentir invisible e insignificante con su indiferencia. Te merece quien con su atención te hace sentir importante y presente. Quien te valora de verdad por cómo eres.

El amor se debe demostrar, pero nunca jamás se debe reclamar. El hecho de tener que hacerlo es el mejor ejemplo del desequilibrio que vive el sentimiento que sienta las bases de cualquier relación, ya sea amorosa o de cualquier tipo.

Cómo superarlo

  • El primer paso para sobrellevar el miedo al rechazo es entenderlo y aceptarlo.
  • Mira dentro de ti y reflexiona en la creencia sobre cómo el posible rechazo puede influir en tu comportamiento y este en tus acciones. Es decir, si vas pensando que te van a rechazar, acabará pasando. No se puede empezar a cambiar tus acciones hasta que realmente veas lo que está pasando. Busca signos, pero no solo de lo que va mal, si no también de lo que está funcionando. Debes ser objetivo y ver ambos lados de la balanza.
  • No supongas nada,  no estés tan seguro de lo que va a pasar, ni de lo que sabes, así podrás relajarte y tener en cuenta la posibilidad de que puede haber malos o buenos resultados, no siempre se debe de suponer que va a haber rechazo. No saber lo que va a pasar es la clave para tener confianza y disfrutar de la vida. Nadie sabe lo que va a ocurrir, ni lo que piensan realmente los demás.
  • Acéptate como eres. Es esencial construir una mentalidad adecuada para gestionar mejor ese miedo, y tratar de convertirlo en energía que nos acerque a nuestros propósitos. La no aceptación de uno mismo puede llevarte a querer ocultar tu verdadera forma de ser, a esconderte… y eso hace que tu autoestima baje y no confíes en ti mismo, pensando que son los demás los que te deben aceptar.