Deportes que debes practicar al menos una vez en la vida

Puedes ser de esas personas adictas al gym, o que sale a correr con frecuencia, pero si no has experimentado más allá de los deportes convencionales hoy te recomendamos probar algunas modalidades que debes practicar al menos una vez en la vida.

Cada persona busca formas de expresión diferentes, por lo tanto no todos los deportes nos van a gustar o se van a adaptar a nuestras necesidades. En el caso de los deportes al aire libre o algunos de agua como el Kitesurf que te recomendamos más abajo, al estar en contacto con la naturaleza obtienes paz, te relaja y además te enganchan.

¿Quieres saber más?

Kitesurf: es un deporte de deslizamiento que consiste en el uso de una cometa de tracción (kite), que tira del deportista (kiter) por cuatro o cinco líneas, dos fijas a la barra (de dirección), y las dos o tres restantes (de potencia) pasan por el centro de la barra y se sujetan al cuerpo mediante un arnés, permitiendo deslizarse sobre el agua mediante una tabla o un esquí del tipo Wakeboard diseñado para tal efecto.

Se pueden practicar varias modalidades:

  • Saltos y maniobras (freestyle)
  • Regatas entre boyas (race)
  • Surf en olas (surfkite)

Vela: es un deporte náutico que consiste en controlar la dinámica de un barco propulsado solamente por el viento en sus velas. La navegación a vela, como deporte, puede ser de recreo o de competición. Las competiciones de vela se llaman regatas, y las embarcaciones veleros. La vela exige la utilización de una terminología muy específica que evita en gran medida la posibilidad de cometer errores o malentendidos en sus complejas maniobras.

 

Equitación: la equitación es el arte y la práctica de montar a caballo. Más específicamente se refiere a la posición del jinete mientras está montado y que esté correctamente posicionado y con las ayudas eficaces. La equitación es una especialidad dentro de los deportes ecuestres y en ella se evalúa tanto al jinete como al caballo. Como deporte olímpico tiene tres disciplinas:

  • Doma clásica
  • Concurso completo de equitación
  • Saltos de obstáculo.

Aeroyoga: una fusión entre yoga, pilates y artes acrobáticas. Lo más novedosos de este deporte es que se realiza suspendido en el aire. Las sesiones alternan fases de reposo como el saludo al sol, con auténticas piruetas sobre una hamaca suspendida en el aire. Esta nos permite dar vueltas al cuerpo, girar y hacer ejercicios imposibles de realizar exclusivamente en el suelo.

Es un deporte muy completo y que, dependiendo de la intensidad, puede ayudarnos a tonificar los músculos, mejorar la flexibilidad general del cuerpo y acelera el metabolismo. Una opción recomendada para las personas más atrevidas.

 

 

Crossfit: una técnica de entrenamiento que combina movimientos de diferentes disciplinas, halterofilia, entrenamiento metabólico o el gimnástico. El objetivo principal es desarrollar capacidades y habilidades humanas: resistencia cardiovascular y respiratoria, resistencia muscular, fuerza, flexibilidad, potencia, velocidad, agilidad, coordinación, equilibrio y precisión. Crossfit expone a la persona a tantos movimientos como sea posible consiguiendo así una adaptación que prepara el cuerpo para lo desconocido y lo improbable.