Madrid: La guía definitiva de restaurantes que debes visitar en 2018

Madrid es un cruce de caminos únicos donde se unen pueblos, culturas y ambientes de lo más diversos. Al caminar por sus calles, de carácter fuerte, se hallan miles de experiencias que disfrutar. Para que durante este 2018 sientas la vibrante intensidad de la capital deberás visitar alguno de los lugares que te recomendamos y sobre todo dejarte llevar por su ambiente y el encanto clásico y al mismo tiempo bohemio que recogen barrios como Chamberí o Lavapiés.

LA FÁBRICA: El restaurante es un espacio sorprendente. Limpio, con maderas claras y una decoración exquisita y funcional. Con fotografía de grandes artistas en sus paredes: William Klein, Alberto García Alix, Seydou Keita. Con un menú diario fantástico y una carta corta y contundente. Ensalada de hinojo, naranja y anchoas; burrata, boquerones con ralladura de limón y unas espectaculares bandejas de pasta italiana: Tagliatelle alla Norma, Spaghetti al nero di seppia, Pappardelle con ragù de jabalí o Spaghetti con almejas y mejillones

Su cocinera, Valentina Ciardulli es napolitana. De su mano sale una cocina de sabores clásicos y factura moderna. Y a buen precio: una cocina para todos. Buenos platos y buenos vinos. La combinación perfecta.

La Fábrica es también un sitio fantástico para quedar. Un café donde desayunar, trabajar un rato a media mañana, o quedar después de comer. O tomar una copa antes de cenar. O después.

 

 

FISMULLER:  Cocina natural basada en los productos de la tierra, pero con una evidente influencia nórdica. Eso es Fismuler, la niña bonita de Nino Redruello, uno de los chefs madrileños con más prestigio (La Gabinoteca, Tatel, La Ancha). En este nuevo restaurante de aire industrial se ha ido a la esencia, no solo potenciando sabores a través de otros productos, sino despojando de todo lo innecesario al restaurante.

 

 

 

 

 

 

 

Unas creaciones influidas por la cocina del norte de Europa, donde lo importante, el producto, es el protagonista absoluto. La carta es sencilla y equilibrada, con gran presencia de verduras y pescados. Raciones abundantes y listas para compartir. Uno de sus sellos distintivos es la mantequilla sin pasteurizar que ponen justo al inicio, ideal para acompañar junto al carpaccio de ternera que ellos mismos ahúman y especian con café y pimienta. A esto le puede seguir una ensalada de pepinos, brevas y parrochas a la parrilla, que viene con una nota anisada gracias al aliño con estragón.

FLOREN DOMEZAIN: El considerado “Rey de las Verduras” y galardonado en numerosas ocasiones, creador de “La huerta urbana más grande del mundo en la azotea de un hotel”, cocinero y asesor gastronómico del programa de TVE “Un país para comérselo”, y proveedor de los restaurantes que ostentan tres estrellas Michelin; acaba de estrenar nuevo proyecto al frente de los fogones de su propio restaurante Floren Domezáin, junto con su mujer Mercedes Lázaro, que se ocupa del buen funcionamiento de la sala.

Floren Domezáin ofrece una cocina saludable, haciendo hincapié en las verduras de la ribera Navarra provenientes directamente de los huertos que posee en Tudela y Arguedas, su tierra natal, donde lleva más de 33 años recuperando variedades autóctonas; sin dejar de lado las carnes y pescados preparados al estilo más tradicional.

Aparte de las verduras que trae de su tierra, Floren Domezáin es el primer y único local que alberga un huerto vertical hidropónico ecológico que hace autosostenible al restaurante en ensaladas. El cliente tiene la posibilidad de ir junto con el camarero y una cesta de mimbre a seleccionar del huerto aquella lechuga que desee que le preparen en ensalada.

El restaurante está decorado por Rosa García, decoradora interiorista de Tudela, posee dos entradas que dan paso a dos espacios diferentes, pero comunicados interiormente. A la izquierda, una pequeña terraza presidida por el huerto vertical, da paso a la zona de barra de raciones y pinchos, junto con el salón del fondo al que se accede por unas escaleritas; y por la puerta de la derecha, se accede a los salones del restaurante y a un privado con capacidad de hasta 22 personas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL IMPARCIAL: un espacio de actividad hostelera y cultural ubicado en el barrio madrileño de El Rastro. Abierto e interactivo, un lugar de encuentro para una ciudad donde diferentes expresiones creativas y de ocio conviven con una propuesta gastronómica ágil y contemporánea. El edificio de este restaurante es un palacete que a principios del S. XX albergó la histórica redacción del diario El Imparcial y recoge en las paredes y los techos el aliento artístico e intelectual de Madrid importándolo a un siglo XXI, regado de movimientos sísmicos estéticos y culturales donde la participación del público es parte fundamental del programa y del espíritu del espacio. EL IMPARCIAL es su agenda, su propuesta hostelera y sus invitados: la ciudad de Madrid que regresa a un barrio de participación ciudadana para empujarlo hacia una actividad de creación renovada marcada por un aire internacional y contemporáneo.

Dentro también encontrarás una tienda maravillosa. Un paisaje de artefactos culturales, el lugar donde se cocina la cultura de El Imparcial. La sala donde se ubica el Espacio i. abre con el sol y cierra con la luna ofreciendo una selección de objetos a la venta entre prensa internacional, menaje, decoración, ediciones de fotografía y libros de artista. Es además el punto de encuentro para una programación dinámica de actividades relacionadas con el reciclaje cultural, el montaje de relaciones entre diferentes disciplinas creativas, la experiencia y una base de ironía y sentido común como pegamento de este espacio que habla, escucha y es escenografía del ocio madrileño.

 

¿Te los vas a perder?