Primera cita: lo que tu ropa dice de ti

Está claro que lo que digas o hagas en una primera cita siempre va a tener unas consecuencias, pero ¿y la ropa que llevas?. ¿Nunca te has parado a pensar en lo que trasmites con tu look?.

Todo lo que un look deja ver de ti también se acentúa según la ocasión o tu estado de ánimo. No vestimos igual un día en el que nos sentimos seguros y llenos de energía que en otro en el que, si fuera por nosotros, no saldríamos de casa. Lo mismo ocurre si se trata de una cita, LA CITA. La primera vez que os veis en persona. Este momento es clave para dar una buena impresión.

Evidentemente no hay una norma escrita sobre qué es más correcto o que no, pero sí te podemos dar una serie de consejos para que no falles a la hora de trasmitir quién eres y qué buscas.

Si no sabes que plan va a surgir en vuestra cita, apuesta por los colores neutrales y ropa neutral. No muy elegante pero tampoco demasiado casual.

 

 

Recuerda que se trata de descubrir cómo eres a la otra persona, así que vístete y arréglate acorde a tu personalidad. Nunca vayas vestido de una forma en la que no estás cómodo. Si la cita resulta en asistir a un lugar más elegante, hay mil opciones que puedes adaptar a tu estilo.

Por ejemplo. Os dejamos unos tips de la pareja de moda: Olivia Palermo y Johannes Huebl, que siempre tienen un estilo para cada ocasión. Nunca pierden su esencia y eso es lo que debes buscar a la hora de conquistar a otra persona. Ser tú.

¿Qué vais a quedar para tomar un café o tomar unas cañas? El primer look tanto para hombre como para mujer es sencillo, tiene clase y expresa perfectamente la seguridad, comodidad y estilo que tienes.

En cambio, vais a salir a cenar, o os vais a  conocer en una fiesta, en el cumpleaños de un amigo / evento de alguien conocido. Incluso… os invitan a la misma boda… son looks perfectos.

Resumiendo, las claves para acertar son:

  1. Ser tu mismo y que tu ropa refleje tu personalidad. 
  2. Vestir cómodo y acorde con la ocasión. Si no sabes tira de básicos y colores neutros.
  3. No vayas recargado/a. La otra persona no debe estar más concentrada en lo que llevas que en lo que le dices.