¿Tienes la actitud idónea para encontrar el amor?

La frase “El amor llega cuando menos te lo esperas” no ocurre siempre, pero en ocasiones sucede. Cuando hemos perdido la esperanza en el amor, podemos tomar como punto de inspiración las historias felices que vemos a nuestro alrededor que se convierten en el mejor ejemplo de motivación para tener creer en que lo mejor está por venir.

Existen muchas personas con ganas de encontrar pareja que machacan sus ilusiones al compás de ideas pesimistas del tipo “nunca conoceré a nadie”, “no tengo suerte en el amor”, “nunca consigo lo que quiero”, “todo el mundo es feliz menos yo”… pensamientos negativos que contaminan nuestra mente y nos influencian. En ese momento es cuando un cambio de actitud puede ser el primer paso para abrir la puerta de la energía positiva, esa que conecta directamente con atraer el amor.

Siempre se dice que para conocer gente nueva, hacer nuevas amistades y encontrar el amor, es importante estar receptivo. Y es cierto. Sin embargo, no pasa nada porque una temporada te cueste darte a los demás y tomar la iniciativa en los planes, porque si de verdad otra persona tiene interés en ti, te lo hará saber.

Se interesará por conocerte mejor y saber de ti y de tu vida. En determinado momento, te pedirá el teléfono para llamarte y no perderte de vista. Lo importante es que si de verdad alguien te quiere conocer, no importa que estés poco receptivo, porque no hay ninguna puerta que sea demasiado grande de derribar cuando el interés es real y verdadero.

Cada persona puede tener motivos interiores para no estar preparada a nivel emocional de tomar la iniciativa en las relaciones. Tal vez tiene el recuerdo marcado de que en algún momento, se arriesgó por una persona y no le valoró como se merecía. El hecho de que una persona se sienta incapaz de tomar la iniciativa en este momento de su vida no significa que no esté deseando que otra persona se acerque a ella y se interese por saber quién es.

Si no te atreves a dar la iniciativa en UNIQ… tienes mil formas de que la otra persona te hable primero… cambia tus fotos, entra en su perfil, dale a me gusta o a favorito… deja que vea que tienes interés… y si en un par de día no te ha escrito… lánzate y escríbele con un fácil y sencillo “Hola qué tal? Tu perfil me ha parecido interesante… qué tal va tu día?”

No es tan difícil. No hay que complicarse, lo mejor para estas situaciones es dejarse llevar lo máximo que se pueda. Así todo se desarrollará de forma natural.