7 Verdades fundamentales (y demostradas científicamente) sobre el AMOR

Que el amor es ciego, que las mujeres son más enamoradizas, que el hombre es infiel por naturaleza… Son algunas de las afirmaciones más escuchadas cuando hablamos del amor. Pero, ¿qué hay de cierto en todas ellas? ¿Es verdad que el amor a primera vista existe? Si has sufrido por amor, quizás necesites que una o varias de tus dudas sean despejadas para entender qué sentimiento es amor de verdad y cuál no. Por eso, es necesario tener en cuenta estas 7 verdades fundamentales sobre el amor.

1- El amor es una adicción: el amor produce efectos similares a la cocaína en el cerebro. Según, la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, el amor calma el dolor y alivia gracias a  la hormona que se produce al estar enamorados, llamada dopamina. 

2- El amor es ciego estudios realizados a través de Resonancia Magnética Funcional, permiten observar qué regiones del cerebro se activan, por ejemplo, ante la foto de la persona que te gusta. Ellos “han mostrado que el amor romántico activa dos procesos cerebrales que favorecen la ‘ceguera’. Por un lado, las áreas que se asocian a la distancia social y a las emociones negativas (corteza prefrontal y áreas parieto-temporales) tienden a reducirse ante la observación de estímulos provenientes del ser amado. A la vez, se activan centros del placer y apego. Así, el enamoramiento parecería producir una fuerte gratificación y un ‘olvido’ de los aspectos negativos. Ello tal vez ayude a entender por qué cuando nos enamoramos experimentamos una sensación casi mística”, explica Ibáñez. Es decir cuando estamos enamorados vemos a esa persona mucho más atractiva de lo que realmente es.

3- Amores imposibles, los más queridos: Cuántas historias habremos escuchado de amores frustrados, en los que los protagonistas sufren por no estar con la otra persona. ¿Por qué no pasan página y les cuesta superarlo? Pues parece ser que no es porque no quieran sino que porque no pueden. La dopamina, la sustancia que se libera al enamorarse, también se asocia con la motivación y las conductas para alcanzar un objetivo concreto. Percibir el impedimento aumenta los niveles de dopamina. Si surgen obstáculos aumenta la necesidad de conseguir el objetivo y los sentimientos se intensifican. Por eso, cuanto más se prohibe ese objetivo más atractivo resulta.

4- No es posible vivir sin amor: Cuando se vive una relación de pareja, se corre menos peligro de sufrir un infarto o de ateroesclerosis. Un estudio realizado con más de 500 mil parejas demostró que el riesgo de muerte aumenta en casi un 21% de hombres viudos y hasta 17% en mujeres. Pero en general, no hay ningún sentimiento que despierte más las emociones que el amor, independientemente de que lo provoquen los mejores amigos, la familia o la pareja. El desarrollo vital de los seres humanos depende casi íntegramente del amor que los padres profesen a los niños durante las primeras fases de crecimiento.Las actitudes y las virtudes personales son fruto de los afectos recibidos

 

“Hay una forma de amor, que no está basada en una evaluación de las cualidades del amado, no se ve limitada por la reciprocidad y tampoco se vuelca hacia el resentimiento al ser rechazado. (…) Se trata de la forma más pura de dar. Este es el amor libre de la ley de la reciprocidad, del apetito”.

 

5- El amor a primera vista sí existe:  el ‘flechazo’ existe para la ciencia. Los sistemas de neurotransmisores que activan el circuito del placer (como la dopamina) pueden activarse rápidamente ante una persona que resulta atractiva, produciendo una sensación de bienestar y apego. Salvando las distancias, en el amor a primera vista interviene el sistema de recompensa, el mismo que se activa en las adicciones, y produce una sensación de placer no demorada. El atractivo físico, la fijación de la mirada, la simetría facial o la inteligencia actúan como inductores de la experiencia de flechazo.

6- Primavera, mes del amor: está comprobado que el aumento de la temperatura, los días más largos y exponerse a la luz solar influye en los estímulos, lo cual hace posible que haya más erotismo en la pareja. Según la ciencia, hay cambios en el sentido de la vista y el olfato y se activa más el Sistema Nervioso Central, el que hace posible las erecciones y el deseo. Si no tienes pareja, ya sabes que la primavera es la mejor estación para encontrar el amor. Relájate y disfruta de los días soleados. ¡Te sentirás mejor y notarás que estarás más susceptible a encontrar un gran amor!

7- Los celos NO fortalecen una relación: uno de los pilares fundamentales de las relaciones sanas es la confianza, de lo contrario surgirán los celos que deteriorarán la relación hasta acabar destruyéndola. Confiar secretos y no dar motivos para dudar de tu lealtad es clave para conservar a una pareja. Todo el mundo necesita en algún momento un hombro sobre el que apoyarse. Hay quien piensa que esta necesidad es una señal de debilidad, pero esconderlo sólo complicará las cosas con la gente que te rodea. Si surgen las dudas, lo mejor es admitirlo y discutirlo con la otra persona, siempre con respeto y dejando un cierto espacio personal a la otra persona.